Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Lección 5: 
La maravilla de sus obras 

Para el 3 de mayo de 2008 

Lee: Mateo 4:23-25; 8:25-27; 11:2-6; 12:22, 23; Hechos 3:19-21. 

Descubre: ¿Qué esperas de Jesús? ¿Cuántos milagros de Jesús se registran en los evangelios? ¿Cuáles de sus 
milagros están relacionados directamente con el ser humano y cuáles con los fenómenos naturales? 

Memoriza y considera: "Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y 
dispersas como ovejas que no tienen pastor" (Mateo 9:36). 

Pensamiento clave: En el ministerio de Cristo en esta tierra, giraba en tres ejes principalmente. Mateo escribe: "Y 
recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando 
toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo" (Mat. 4:23). 

"Cristo tuvo relación con todas las ramas de la obra. Él no hizo ninguna división. No pensó que usurpaba los 
derechos de los médicos cuando sanaba a los enfermos. Proclamó la verdad, y cuando los enfermos venían a él 
buscando curación, les preguntaba si creían que él podía sanarlos. Estaba tan listo a colocar las manos sobre el 
enfermo y el afligido para curarlos, como lo estuvo para predicar el evangelio. Se sentía tan en lo suyo haciendo 
esta labor como proclamando la verdad; pues la curación de los enfermos es parte del evangelio" (El ministerio 
médico, p. 314). 

PROPÓSITOS DE LA LECCIÓN DE ESTA SEMANA 

• Saber de qué modo el Reino de los cielos es tanto una realidad presente como una esperanza 
futura. 

• Sentir el deseo de experimentar la compasión de Dios cada día. 

• Hacer llegar el mensaje del Reino de Dios a otras personas. 

I. ¿QUÉ ES UN MILAGRO? 

I. ¿Sabes algo...? ¿Qué es un milagro? 

La palabra hebrea 'oth, "signo", "muestra", "augurio"; mo/éth, "señal", "prodigio"; pele', "maravilla"; 
del giiego dúnamis, "poder"; seméion, "señal". 

La palabra española proviene de latín miraculum, "un objeto para maravillarse", "una maravilla (algo 
maravilloso, una cosa extraña, algo admirable), del verbo mirari, "maravillarse (asombrarse, 
sorprenderse). 

Un milagro es una intervención sobrenatural en los asuntos humanos que no se puede explicar sobre la 
base de las leyes naturales conocidas, o algo que no se esperaría en el transcurso natural de los eventos. 

II. LOS MILAGROS DE JESÚS 

1. Lee los siguientes textos: (Juan 2:1-11; 4:43-54; 5:1-16; Lucas 5:1-11; Marcos 1:21-28, 29-31, 40-45; 
2:1-12; 3:1-6; Lucas 7:1-10; Mateo 9:27-31,32-34; Lucas 7:11-17; Mateo 12:22-32;8:18, 23-27;Marcos 
5:1-20, 25-34; 5:22-24,35-43; 6:30-34; Mateo 14:22-33; 15:21-28; Marcos 7:31-37; Mateo 15:32-39; 
Marcos 8:22-26; 9:14-29 ;Mateo 17:24-27; Juan 9:1-41; Lucas 13:10-17; 4:l-4;Juan ll:l-45;Lucas 
17:11-19; Marcos 10:46-52;ll:12-14,20-26;Lucas 22:50,51; Juan 21:1-23). 

2. Considera la lectura y las tablas de registros, después contesta las siguientes preguntas, ¿Qué son 
los milagros de Jesús? ¿Cuántos milagros de Jesús se registran en los Evangelios? ¿Qué nos 
enseñan cada obra maravillosa? ¿Por qué el Señor Jesús realizó milagros y obras maravillosas? 
¿Cuál es la naturaleza y propósito de cada maravilla realizado por Jesús? 



Primer milagro de Jesús 

"Al tercer día se hicieron unas bodas en Cana de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron 
también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No 
tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los 
que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito 
de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: 
Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al 
maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, 
aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve 
primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; más tú has reservado el buen 
vino hasta ahora. Este principio de señales hizo Jesús en Cana de Galilea, y manifestó su gloria; y sus 
discípulos creyeron en él" (Juan 2:1-1 1) 



LOS MILAGROS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO l(inicio) 


MILAGRO 


TEXTO 
BÍBLICO 


PROPÓSITOS 


RESULTADOS 


L El agua 


Juan 2:1-11 


Fortalecer la fe de los discípulos y prevenirlos 




trasformada en 




contra el prejuicio de sacerdotes y rabinos. Honrar la 




vino. 




confianza de María y aliviarla de su perplejidad y 
turbación. Manifestar interés y simpatía por la 




(Fuerza de la 




felicidad humana. 




naturaleza) 








2. El hijo del 


Juan 4:43- 




Conversión del noble y su 


noble. 


54 




famiUa; su testimonio en 


(Enfermedad o 






Capernaum para la obra de 


deficiencia) 






Jesús en esa ciudad. 


3. El paralítico 


Juan 5:1- 


Hacer que los dirigentes de Jerusalén tomaran una 


Un veredicto de censura para 


de Betesda. 


16 


decisión. 


contrarrestar la influencia de 


(Enfermedad o 






Jesús, una proclama para 


deficiencia) 






tildarlo de impostor; una 
confabulación para quitarle la 
vida. Espías comisionados para 
conseguir algo que pudiera 
comprometer a Jesús. (Primer 
milagro en sábado). 


4. La pesca 


Lucas 5:1- 


Ganar a Pedro, Andrés, Santiago y Juan como 




milagrosa. 


11 


discípulos permanentes, y transformarlos en 
pescadores de hombres. Darles la seguridad de que 




(Fuerza de la 




sus necesidades serían satisfechas. 




naturaleza) 








5. El 


Marcos 


Comenzar y hacer público el ministerio de Jesús en 


Multitudes se reúnen alrededor 


endemoniado en 


1:21-28 


Galilea y de mostrar su misión de Uberar de los 


de Jesús, en busca de sanidad, y 


la sinagoga. 




cautivos de Satanás. 


divulgan la noticia por todo el 


(Posesión 






país. (Segundo milagro en 


demoníaca) 






sábado). 


6. La suegra de 


Marcos 


Demostrar el amor y el cuidado especial de Dios por 




Pedro. 


1:29-31 


aquellos que, como Pedro, dedican su vida a la 




(Enfermedad o 




proclamación del evangeUo. (Tercer milagro en 




deficiencia) 




sábado). 




7. El primer 


Marcos 


Demostrar poder aun sobre la más terrible 


Un movimiento popular que 


sanamiento de 


1:40-45 


enfermedad que comúnmente que se creía que era 


por un tiempo forzó a Jesús a 


lepra. 




una castigo divino, y de ese modo enseñar la 


interrumpir sus actividades. 


(Enfermedad o 




limpieza del alma de pecado. Anular los prejuicios 




deficiencia) 




de los sacerdotes y escribas al mostrar respeto a la 
ley de Moisés. Demostrar amor por la humanidad. 





Sana el hijo de un oficial 



"Dos días después, salió de allí y fue a Galilea. Porque Jesús mismo dio testimonio de que el profeta no 
tiene honra en su propia tierra. Cuando vino a Galilea, los galileos le recibieron, habiendo visto todas las 
cosas que había hecho en Jerusalén, en la fiesta; porque también ellos habían ido a la fiesta. Vino, pues, 
Jesús otra vez a Cana de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capemaúm un 
oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo. Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, 
vino a él y le rogó que descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir. Entonces Jesús le 
dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis. El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que 

2 



mi hijo muera. Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue. 
Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive. 
Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó 
la fiebre. El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y 
creyó él con toda su casa. Esta segunda señal hizo Jesús, cuando fue de Judea a Galilea" (Juan 4:43-54). 

El paralítico de Betesda 

"Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, 
cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. En 
éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. 
Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero 
descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que 
tuviese. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio 
acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el 
enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro 
desciende antes que yo. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue 
sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era sábado aquel día. Entonces los judíos dijeron a aquel que había 
sido sanado: Sábado es; no te es lícito llevar tu lecho. El les respondió: El que me sanó, él mismo me 
dijo: Toma tu lecho y anda. Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? Y 
el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en 
aquel lugar. Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para 
que no te venga alguna cosa peor. El hombre se fue, y dio aviso a los judíos, que Jesús era el que le había 
sanado. Por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en 
sábado" (Juan 5:1-16) 



LOS MILAGROS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 2 


continuación) 


MILAGRO 


TEXTO 
BÍBLICO 


PROPÓSITOS 


RESULTADOS 


8. Un paralítico 
bajado por el 
techo. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Marcos 2:1- 
12 


Demostrar, especialmente delante de los espías 
presentes, el poder para restaurar tanto el alma 
como el cuerpo. Demostrar el amor de Dios a 
quienes el prejuicio popular consideraba 
desahuciados. 


Una profunda impresión en el 
pueblo. Los fariseos salieron mudos 
de asombro y abrumados por su 
derrota. 


9. El hombre de 
la mano seca. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Marcos 3:1- 
6 


Demostrar el verdadero objeto del sábado. 


Los espías conspiraron con los 
herodianos para silenciar a 
Jesús. (Cuarto milagro en sábado) 


10. El siervo del 
centurión. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Lucas 7:1- 
10 


Dar un ejemplo de fe genuina. Mostrar que el 
poder divino no está limitado por la distancia. 
Demostrar que los gentiles pueden ser elegidos 
para entrar en el reino de los cielos. 




11. Los dos 
ciegos. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Mateo 9:27- 
31 


No se indican 




12. Un mudo 
endemoniado. 

(Posesión 
demoníaca) 


Mateo 9:32- 
34 


No se indican 




13. El hijo de la 
viuda de Naín. 


Lucas 7:11- 
17 


Demostrar el poder divino sobre la muerte. 
Manifestar el amor de Dios sobre los que están 
en extrema necesidad. 




(Muerte) 








14. Un 

endemoniado 
ciego y mudo. 

(Enfermedad o 
deficiencia y 
posesión 
demoníaca) 


Mateo 
12:22-32 




Los espías atribuyen los milagros de 
Jesús al poder satánico. Cristo 
expone ese falso razonamiento y 
amonesta contra el pecado 
imperdonable. 



La pesca milagrosa 



"Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la 
palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo 
descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le 
rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando 
terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo 
Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu 
palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. 
Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y 
vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de 
rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí. Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que 
habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo 
y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde 
ahora serás pescador de hombres. Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron" 
(Lucas 5:1-11). 



LOS MILAGROS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 3 


continuación) 


MILAGRO 


TEXTO 
BÍBLICO 


PROPÓSITOS 


RESULTADOS 


15. La tempestad 

en el lago. (Fuerza 
de la naturaleza) 


Mat.8:18, 

23-27 


Demostrar el poder divino sobre los elementos 
de la naturaleza. 




16. Los 

endemoniados de 
Gadara. 

(Posesión 
demoníaca) 


Marcos 5:1- 

20 


Demostrar el poder divino sobre los demonios 
más terribles. 


La evangelización de DecápoUs por 
los endemoniados sanados. 


17. La mujer 
enferma. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Marcos 
5:25-34 


Dar un ejemplo de humildad y fe perseverante. 




18. La hija de 
Jairo. 

(Muerte) 


Marcos 

5:22-24,35- 

43 


Demostrar el poder divino sobre la muerte. 




19. Alimentación 
de los 5000. 

(Fuerza de la 
naturaleza) 


Marcos 
6:30-34 


Manifestar interés y simpatía por las necesidades 
diarias del hombre. Impulsar a los habitantes de 
Galilea a tomar una decisión. 


Se convencen del carácter mesiánico 
de Jesús. Intento de coronar a Jesús 
como rey (Juan 6:14,15). 


20. Jesús camina 
sobre el mar. 

(Fuerza de la 
naturaleza) 


Mateo 
14:22-33 


Calmar los pensamientos impacientes y agitados 
de los discípulos, y a enseñarle a confiar el 
Uderazgo de su Maestro. Cuando se 
convencieron de su completa impotencia, el vino 
en su auxilio. 




21. La hija de la 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Mat. 15:21- 

28 


Enseñar a los discípulos que entre los gentiles 
hay personas sinceras que pueden llegar a gozar 
de las bendiciones de los cielos. Contrastar el 
inhumano exclusivismo de los judíos con la 
compasión de Jesús por los gentiles. 





El endemoniado de Capernaum 



"Y entraron en Capemaúm; y luego los sábados, entrando en la sinagoga, enseñaba. Y se admiraban de 
su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Pero había en la 
sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con 
nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Pero Jesús le 
reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando 
a gran voz, salió de él. Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es 
esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen? 
Y muy pronto se difundió su fama por toda la provincia alrededor de Galilea" (Marcos 1:21-28). 



Jesús sana a un leproso 

"Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. Y Jesús, 
teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, Sé limpio. Y así que él hubo 
hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio. Entonces le encargó rigurosamente, y le 
despidió luego, y le dijo: Mira, no digas a nadie nada, sino ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu 
purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos. Pero ido él, comenzó a publicarlo mucho y a 
divulgar el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba 
fuera en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes" 



LOS MILAGROS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 4(continuación) 


MILAGRO 


TEXTO 
BÍBLICO 


PROPÓSITOS 


RESULTADOS 


22. El sordomudo 


Marcos 


Añadir otro ejemplo de misericordia hacia los 




de Decápolis. 


7:31-37 


gentiles en una región de gentiles. 




(Enfermedad o 








deficiencia) 








23. Alimentación 


Mateo 


Suplir las necesidades de los que persistan en 




de los 4000. 


15:32-39 


escuchar las enseñanzas de Jesús. Enseñar a los 




(Fuerza de la 




discípulos, que cuando los judíos rechazaran el 




naturaleza) 




Pan de vida, éste debía ser ofrecido a los 
gentiles. 




24. El ciego cerca 


Marcos 


Dar otro ejemplo de misericordia hacia los 




de Betesda. 


8:22-26 


gentiles en una región de gentiles. 




(Enfermedad o 








deficiencia) 








25. El muchacho 


Marcos 


Contrastar las tenebrosas profundidades adonde 




endemoniado. 


9:14-29 


Satanás hunde a la humanidad, con las alturas 




(Posesión 




adonde Dios enaltece a los hombres 




demoniaca) 




(transfiguración de Moisés y Elias en la noche 
anterior). 




26. Las dos 


Mateo 


Dar una prueba de la comisión divina de Jesús y. 




dracmas del 


17:24-27 


por lo tanto su justo derecho a ser exceptuado 




templo. 




del impuesto del templo; sin embargo lo paga 
sin argumentar y en una forma que revela su 




(Fuerza de la 




divinidad. 




naturaleza) 








27. El ciego de 


Juan 9:1-11 


Repetir a los judíos el desafío implícito en el 


Algunos se decidieron por Jesús; 


nacimiento. 




milagro del estanque de Betesda 18 meses antes 


pero la mayoría persistió en su 


(Enfermedad o 




(véase milagro No3). Restaurar la vista física 


determinación de rechazarlo (Juan 


deficiencia) 




para ilustrar el deseo de Jesús de restaurar la 


10: 19-21). (Quinto milagro en 






visión espiritual de los dirigentes judíos 


sábado) 






enceguecidos (Juan 9:39-41). 




28. La mujer 


Lucas 


Llamar la atención al verdadero objeto del 




encorvada. 


13:10-17 


sábado. (Sexto milagro en sábado) 




(Enfermedad o 








deficiencia) 









El siervo del centurión 



"Después que hubo terminado todas sus palabras al pueblo que le oía, entró en Capernaúm. Y el siervo 
de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir. Cuando el centurión oyó 
hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. Y ellos 
vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto; porque ama a 
nuestra nación, y nos edificó una sinagoga. Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la 
casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que 
entres bajo mi techo; por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo 
será sano. Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados bajo mis órdenes; y 
digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Al oír esto, Jesús se 
maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta 
fe. Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo" 
(Lucas 7:1-10). 



El impuesto del templo 

"Cuando llegaron a Capemaúm, vinieron a Pedro los que cobraban las dos dracmas, y le dijeron: 
¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas? El dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Jesús le habló primero, 
diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? 
¿De sus hijos, o de los extraños? Pedro le respondió: De los extraños. Jesús le dijo: Luego los hijos están 
exentos. Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, 
tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero; tómalo, y dáselo por mí y por ti"(Mateo 17:24-27). 

Enfermedad, muerte y resurrección de Lázaro 

"Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. 
(María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los 
pies con sus cabellos). Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está 
enfermo. Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que 
el Hijo de Dios sea glorificado por ella. Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando 
oyéndolo, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Luego, después de 
esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez. Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los 
judíos apedrearse, ¿y otra vez vas allá? Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de 
día, no tropieza, por que ve la luz de este mundo; pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz 
en él. Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron 
entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos 
pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto; y me 
alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él. Dijo entonces Tomás, 
llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él. Vino, pues, 
Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro. Betania estaba cerca de 
Jerusalén, como a quince estadios; y muchos de los Judíos habían venido a Marta y a María, para 
consolarlas por su hermano. Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María 
se quedó en casa. Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. 
Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 
Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. Le dijo Jesús: Yo soy la 
resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, 
no morirá eternamente. ¿Crees esto? Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de 
Dios, que has venido al mundo. Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en 
secreto: El Maestro está aquí y te llama. Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él. Jesús todavía 
no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado. Entonces los 
judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa 
y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí. María, cuando llegó a donde estaba 
Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi 
hermano. Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se 
estremeció en espíritu y se conmovió, y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. Jesús 
lloró. Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba. Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que 
abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera? Jesús, profundamente conmovido 
otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. Dijo Jesús: Quitad la piedra. 
Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. Jesús le dijo: 
¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Entonces quitaron la piedra de donde había sido 
puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo 
sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que 
tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto 
salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, 
y dejadle ir. Entonces muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y vieron lo que 
hizo Jesús, creyeron en ,él (Juan 11:145). 

La segunda pesca milagrosa después de la resurrección de Jesús 

"Después de esto, Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias; y se manifestó de 
esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado el Dídimo, Natanael el de Cana de Galilea, los 
hijos de Zebedeo, y otros dos de sus discípulos. Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: 
Vamos nosotros también, contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada. 
Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa; mas los discípulos no sabían que era Jesús. Y 
les dijo: Hijitos, ¿tenéis algo de comer? Le respondieron: No. El les dijo: Echad la red a la derecha de la 



barca, y hallaréis. Entonces la echaron, y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces. Entonces 
aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el 
Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella), y se echó al mar. Y los otros discípulos 
vinieron con la barca, arrastrando la red de peces, pues no distaban de tierra sino como doscientos codos. 
Al descender a tierra, vieron brasas puestas, y un pez encima de ellas, y pan. Jesús les dijo: Traed de los 
peces que acabáis de pescar. Subió Simón Pedro, y sacó la red a tierra, llena de grandes peces, ciento 
cincuenta y tres; y aun siendo tantos, la red no se rompió. Les dijo Jesús: Venid, comed. Y ninguno de 
los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿Tú, quién eres? sabiendo que era el Señor. Vino, pues, Jesús, y 
tomó el pan y les dio, y asimismo del pescado. Esta era ya la tercera vez que Jesús se manifestaba a sus 
discípulos, después de haber resucitado de los muertos" (Juan 21:1-14). 



LOS MILAGROS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 5 (finaD 


MILAGRO 


TEXTO 
BÍBLICO 


PROPÓSITOS 


RESULTADOS 


29. El hombre 
hidrópico. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Lucas 14:1- 

4 


Llamar la atención al verdadero objeto del 
sábado. (Séptimo milagro en sábado) 




30. La 

resurrección de 
Lázaro. 

(Muerte) 


Juan 11:1- 
45 


Mostrar a la nación judía, y especialmente a sus 
dirigentes, algunos de los cuales estaban 
presentes, una irrefutable evidencia del 
mesianismo de Jesús. 


Muchos creyeron; pero la 
mayoría resolvió dar muerte 
a Jesús y a Lázaro en la 
primera oportunidad (Juan 
11:45-57; 12:10). Este 
milagro unió a los fariseos y 
a los saduceos en su 
complot para matar a Jesús. 


31. Los 10 
leprosos. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Lucas 
17:11-19 


Llamar la atención hacia la fe de un samaritano, 
y al interés de Jesús en esa raza y su simpatía 
por ella. Dar una lección a los discípulos en 
cuanto a sus obligaciones para con los 
samaritano s. 




32. El ciego 
Bartimeo. (Los 
dos ciegos). 
(Enfermedad o 
deficiencia) 


Marcos 
10:46-52 




Una evidencia mas del 
mesianismo de Jesús, la cual 
presenció la multitud que se 
dirigía a Jerusalén para 
asistir a la última Pascua. 


33. La higuera 
estéril. (Fuerza de 
la naturaleza) 


Marcos 
11:12-14, 

20-26 


Dar a los discípulos una lección objetiva acerca 
de la inminente ruina de la nación judía. 




34. La oreja de 
Maleo. 

(Enfermedad o 
deficiencia) 


Lucas 
22:50,51 


Dar una demostración final de la naturaleza de la 
obra del Salvador a favor de la humanidad, y una 
evidencia final de su poder divino y de su 




35. La segunda 
gran pesca. 

(Fuerza de la 
naturaleza) 


Juan 21:1- 

23 


Recordar a los discípulos su primera invitación 
para que fueran pescadores de hombres(véase 
milagro No 4) para profundizar la impresión que 
entonces recibieron, y aclarar que la muerte y la 
resurrección de Jesús no habían alterado en nada 
su responsabilidad en el cumplimiento de la 
comisión evangéUca 




Nota: En Mateo 4:23,24; 9:35; 12:15; 4:14, 35,36; 15:30,31; Marcos 1:32-34; 6:5; Juan 6:2. En estos textos 
aparecen referencias adicionales a milagros de curación, pero sus detalles no se registran. Por otro lado, Juan 
escribió: "Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso 
que ni aun en el mundo cabrían los Ubros que se habrían de escribir" (Juan 21:25). 



III. PROPÓSITOS DE LOS MILAGROS DE JESÚS 

1. Una vez analizada la lectura y las tablas de registros anteriores, ahora contesta las siguientes 
preguntas, ¿Qué son los milagros de Jesús? ¿Cuántos milagros de Jesús se registran en los 
Evangelios? ¿Qué nos enseñan cada obra maravillosa? ¿Por qué el Señor Jesús realizó milagros y 
obras maravillosas? ¿Cuál es la naturaleza y propósito de cada maravilla realizado por Jesús? 
¿Cuáles son los propósitos de los milagros de Jesús? ¿Para qué nos sirven en nuestros días? 



Un examen de los milagros realizados por nuestro Señor Jesucristo clarifica su naturaleza y propósito. 



• Jesús nunca ejerció su poder divino para beneficio propio o meramente para satisfacer la 
curiosidad ociosa (Mat. 16:4; Luc. 23:8, 9). 

• Cada uno parece responder a una necesidad material o física específica. Aseguraba a quien los 
recibía, y a los observadores, el amor, la simpatía y el interés de su Padre celestial, su deseo y 
capacidad para solucionar sus problemas espirituales (Mar. 2:9-11; Juan. 6:11, 12, 27; 9:5-7, 39, 
41; 11:23-26, 37, 44), y, al mismo tiempo, inspirar fe en él como el Hijo de Dios (Juan. 11:27, 45; 
15:24). 

• Una y otra vez Jesús señaló sus "obras" como evidencia de ser el Mesías y de su autoridad divina 
(Mat. 11:20-23; Juan. 5:36; 10:24, 25, 32, 37, 38; 14:10, 11), y los hombres sinceros de corazón 
reconocieron a la divinidad en operación en él y por medio de él (Luc. 9:43; 19:37; 24:19; Jn. 3:2; 
6:14; 9:16, 33). 

• De quienes los recibían, Jesús demandaba fe (Mat. 17:20; Mar. 9:23, 24; Juan. 4:48, 49), 
cooperación activa (Mat. 17:27; Juan. 9:7), disposición para poner de allí en adelante su vida en 
armonía con los principios del reino de los cielos (Juan. 5:14), y aceptación de la obligación de 
hablar a otros del amor y del poder de Dios (Mar. 5:19). 

• De los 35 milagros que se han registrado de Jesús, 23 fueron sanamientos, en 3 resucitó muertos, 
en 3 proveyó alimentos o bebida y en 2 realizó grandes capturas de peces; los otros 4 fueron: 
calmar la tormenta, caminar sobre el agua, secar la higuera estéril y proporcionar dinero para 
el impuesto. 

2. Jesús prometió que sus seguidores harían cosas mayores que las que él hizo. ¿Qué significa eso? 
¿Por qué no vemos tales maravillas de curaciones y restauraciones hoy en día? O, en algunos 
lugares, ¿las estamos viendo? ¿De qué manera el ministerio de curación de la iglesia se compara 
con el ejemplo que estableció Jesús? ¿De qué modo puedes, como persona en tiempos modernos, 
ayudar a continuar con el ministerio sanador de Jesús? 

• El poder de obrar milagros es un don del Espíritu Santo (1 Cor. 12:4, 10, 28), que ningún ser 
humano puede apropiárselo o asumir para sí (Hech. 8:18-22). 

• Jesús prometió a sus discípulos que harían "obras mayores" que las que le vieron hacer a él (Juan. 
14:12; no en poder o valor, sino en extensión y cantidad). Es decir, mayores en cantidad y no en 
calidad. La obra de Cristo sólo había abarcado una pequeña zona del mundo. Después de la 
ascensión, el Evangelio se esparciría por toda la tierra. Después de su partida. Cristo enviaría el 
Espíritu Santo (Juan 14:6; 16: 7), el cual infundiría poder a los discípulos (Luc. 24: 49). Como 
resultado del derramamiento del Espíritu en Pentecostés y de las subsiguientes dádivas del 
Espíritu, el Evangelio fue proclamado con gran poder, hasta el punto de que unos 40 años más 
tarde Pablo pudo decir que el Evangelio se predicaba "a toda criatura bajo el cielo" (Col. 1: 23; 
DTG 587). 

• La comisión evangélica contenía la promesa del poder de obrar milagros (Mar. 16:16-18; 1 Cor. 
12:10), y no hay evidencias de una limitación del tiempo para el uso de ese poder. 

• El mismo poder divino de los días del Nuevo Testamento está disponible hoy cuando hace falta, 
pero deben satisfacerse las mismas condiciones, tanto por quien los recibe como por el agente 
humano que opera. 

• Satanás también tiene poder de hacer milagros muy parecidos a los verdaderos (Exo. 7:11, 22; 8:7, 
18; Hech. 8:9-11; 2 Tes. 2:9; Apoc. 13:14; 19:20). 

• Si Satanás tiene poder para producir enfermedades físicas en los hombres (Luc. 13:16), también a 
veces puede liberarlos si se adecúa a sus propósitos. 

• En consonancia, el cristiano alerta no caerá presa de engaños satánicos, sino atenderá a la 
instrucción de probar "los espíritus si son de Dios" (1 Juan. 4:1). 

IV. OBRAS PRÁCTICAS 

1. ¿Por qué vino Jesús en este mundo? ¿Cuáles fueron las obras prácticas que realizó?¿De qué 
manera reveló el carácter de su Padre? 

"Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, 
y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y se difundió su fama por toda Siria; y le 
trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los 
endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó. Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de 
Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán" (Mat. 4:23-25). 



2. De acuerdo los cinco gráficos anteriores, ¿Cuáles de los milagros de Jesús se consideran obras 
prácticas? ¿Por qué? 

"Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban 
enfermos" (Mat. 14:14). 

"Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que 
están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el 
camino" (Mat. 15:32). 

• Los discípulos no podían encontrar solución para el problema sino despidiendo a la gente. Pero la 
"compasión" de Jesús tenía en cuenta tanto el bienestar físico de la multitud como el espiritual. 

"Y dos ciegos que estaban sentados junto al camino, cuando oyeron que Jesús pasaba, clamaron, 
diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! Y la gente les reprendió para que callasen; 
pero ellos clamaban más, diciendo: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! Y deteniéndose 
Jesús, los llamó, y les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Señor, que sean abiertos nuestros 
ojos. Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y en seguida recibieron la vista; y le siguieron" 
(Mat. 20:34) 

"Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. Y Jesús, 
teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, Sé limpio. Y así que él hubo 
hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio" (Mar. 1 :40-42) 

"Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no 
tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas" (Mar. 6:34) 

Cada orden de Dios implica el poder necesario para cumplirla. Desde un punto de vista humano, era 
absurdo pensar en encontrar alimento en algún lugar cercano, antes de que cayera la noche, para 
satisfacer las necesidades de semejante muchedumbre. Este pedido de Jesús a los discípulos parecía tan 
insensato como su orden anterior de que fueran a pescar en las claras aguas del lago siendo de día (Luc. 
5: 5). Ese caso anterior bien podría haber acudido a su mente si hubiesen reflexionado en la lección que 
Jesús entonces quiso que aprendieran. Dios suele obrar mediante seres humanos para que sean suplidas 
las necesidades físicas y espirituales de sus prójimos. Este principio es fundamental para la comisión 
evangélica. 

"Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y 
una gran multitud. Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un 
difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. Y cuando el 
Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo 
llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate" (Luc. 7: 1 1-14). 

• El máximo ejemplo de compasión y perdón es el Señor Jesús. 

• La palabra compasión, conlleva la idea de alguien que está emocionado hasta lo más profundo de 
su ser. 

• A pesar de que nuestra naturaleza humana, es dura y egoísta, somos movidos a tener piedad y 
compasión por los demás, ¿Cuál fue la actitud del Señor hacia la humanidad sufriente? 
Evidentemente, mostró compasión, misericordia, piedad y suplía sus necesidades. 

"Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo 
veía y hablaba. Y toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David?"(Mat. 12:22,23) 

V. OBRAS MARAVILLOSAS 

1. Observa los cinco gráficos anteriores y contesta, ¿Cuáles de los milagros de Jesús se consideran 
obras maravillosas? ¿Por qué? 

"Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por 
qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo 
grande bonanza. Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el 
mar le obedecen?"(Mat. 8:25-27). 



"Sacudido por las ondas de las profundidades, el cansado viajero debiera recordar que Jesús ya enfrentó 
el peligroso mar; que su voz ordenó a la terrible tormenta calmarse; que los enfurecidos elementos 
obedecieron su mandato y que sus fieles seguidores estuvieron a salvo. Cuando las olas amenazan con 
hundir nuestro barco y los relámpagos muestran la furia que puede provocar una destrucción repentina, 
en nuestro peligro debemos recordar que Jesús está a bordo; que escucha nuestro clamor y que nunca 
abandona a los que confían en él" (Notas de EGW para las lecciones de la Escuela Sabática, Jesús es 
Maravilloso, p. 36). 

VI. OBRAS PREOCUPANTES 

1. ¿De qué manera respondió el Señor Jesús, con el mensaje de Juan el Bautista? Al preguntarle, 
"¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?". 

"Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos, para preguntarle: ¿Eres 
tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro? Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan 
las cosas que oís y veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los 
muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es el que no halle 
tropiezo en mí" (Mat. 1 1:2-6). 

"El Salvador no respondió en el acto a la pregunta de estos discípulos. Mientras ellos esperaban, 
extrañando su silencio, los afligidos acudían a Jesús. La voz del poderoso Médico penetraba en el oído 
del sordo. Una palabra, el toque de su mano, abría los ojos ciegos para que contemplasen la luz del día, 
las escenas de la naturaleza, los rostros amigos, y el semblante del Libertador. Su voz llegaba a los oídos 
de los moribundos, y éstos se levantaban sanos y vigorosos. Los endemoniados paralíticos obedecían su 
palabra, les dejaba la locura, y le adoraban a él. Ijds campesinos y jornaleros pobres, de quienes se 
apartaban los rabinos por creerlos impuros, se reunían en tomo suyo, y él les hablaba palabras de vida 
eterna. Así transcurrió el día, viéndolo y oyéndolo todo los discípulos de Juan. Finalmente, Jesús los 
llamó y les mandó que volvieran a Juan y le dijeran lo que habían visto y oído, añadiendo: 
"Bienaventurado es el que no fuere escandalizado en mí". Los discípulos llevaron el mensaje, y esto 
bastó" (Notas de EGW para las lecciones de la Escuela Sabática, p. 36) 

Vn. OBRAS RESTAURADORAS 

1. Considera las cinco tablas y contesta, ¿Cuáles de los milagros de Jesús, se consideran obras 
restauradoras? ¿Por qué? 

"Así que, arrepentios y convertios, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la 
presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de 
cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que 
habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo" (Hechos 3:19-21) 

Cristo murió como Redentor del mundo, y por lo tanto la restauración prometida fue posible por su 
crucifixión. Pedro presenta un resumen de la idea que desarrolla plena y cabalmente en 2 Ped. 3: 7-13. 
Los cielos nuevos y la tierra nueva de este pasaje son una restitución, una restauración frente al pecado y 
la degradación, que, como resultado de la caída del hombre en el pecado, destruyeron la hermosura y la 
perfección de la creación original (Isa. 65: 17-25; Miq. 4: 8). 

Este pasaje no enseña, como han pensado algunos, que finalmente se salvarán todos. La Escritura no 
enseña tal doctrina; pero sí expresa la idea de un estado final en el cual la justicia, y no el pecado, tendrá 
dominio sobre un mundo redimido y recreado. Presenta una meta de elevadísimo valor para la 
experiencia cristiana, que resulta del verdadero arrepentimiento y de la conversión, y ofrece una 
esperanza aún más amplia para el posible crecimiento en sabiduría y en santidad en el mundo venidero 
que el que los cristianos algunas veces han estado dispuestos a destacar. 

En este pasaje Pedro parece señalar una cierta secuencia de acontecimientos. Instó a sus oyentes a 
arrepentirse y a convertirse. Dijo que estas actitudes serían seguidas por (1) el perdón de sus pecados, (2) 
la venida de los "tiempos de refrigerio", y (3) el glorioso advenimiento de Jesucristo. 

En cualquier estudio de la secuencia de sucesos implicados en las palabras de Pedro, deberían 
tenerse en cuenta dos puntos: 



(1) Pedro, como los otros discípulos, no conocía "los tiempos o las sazones" (Hech. 1: 7; Juan 21: 20-23); 
su visión del futuro no era de largo alcance, y esperaba gozosamente el muy pronto retomo de su Señor. 

(2) Por inspiración divina Pedro se dio cuenta que ciertas profecías de los últimos días se estaban 
cumpliendo en su tiempo. En verdad, esa inspiración bien pudo haberle permitido ver sólo ese 
cumplimiento inmediato, que resultó ser limitado, aunque este punto no es esencial en este estudio. 

Por ejemplo, en el día de Pentecostés, afirmó que la profecía de Joel, de que en "los postreros días" Dios 
derramaría su Espíritu sobre toda carne, se estaba cumpliendo entonces (Hech. 2: 14-18). 
Verdaderamente hubo un cumplimiento hmitado de la profecía de un derramamiento divino; y en cierto 
sentido los pecados de los convertidos fueron entonces borrados, porque fueron cubiertos por la sangre 
redentora de Jesucristo. 

Pero de acuerdo con la perspectiva de los planes en el cielo hasta su segunda venida. Los planes de Dios 
que se llevaban a cabo, especialmente en relación con el cumplimiento de la profecía, ahora podemos ver 
que en un sentido más literal y completo "los postreros días" son nuestros días, y que es ahora cuando 
realmente podemos esperar la venida de Cristo. Del mismo modo vemos que el gran derramamiento del 
Espíritu de Dios -los "tiempos del refrigerio"- se refieren específicamente a nuestros días: los días de la 
lluvia tardía (Joel 2: 23). Así también podemos y debemos considerar que el perdón de los pecados 
corresponde con nuestro tiempo. ¿Por qué tenemos que separarlo tanto de los otros dos acontecimientos 
que dijo Pedro que ocurrirían? En verdad, cuando estudiamos este tema del perdón de los pecados dentro 
del ámbito de la obra de Cristo en el santuario celestial (Dan. 8: 14), descubrimos que los pecados serán 
finalmente borrados en los últimos días de la historia de esta tierra, inmediatamente antes de la venida de 
Cristo (PP 371-372; CS 472-475; Eze. 18: 24). 

REFLEXIONES Y APLICACIONES PARA LA VIDA 

Mí querido(a) am¡go(a), hermano(a): ¿De qué manera el Reino de los cielos es una realidad en tu 
vida presente como la venidera? ¿Has experimentado la compasión de Dios cada día? ¿De qué 
forma has participado para llevar el mensaje de Jesús a otras personas? ¿Qué obras restauradoras 
ha hecho Jesús en tu vida? 

Reflexiona conmigo el siguiente texto: "A cada uno se le ha asignado una obra, y nadie puede 
reemplazarlo. Cada uno tiene una misión de maravillosa importancia, que no puede descuidar o 
ignorar, pues su cumplimiento implica el bienestar de algún alma, y su descuido el infortunio de 
alguien por quien Cristo murió" (SC14) 

Ore conmigo, por favor... "Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán"...Feliz sábado. 

RESUMEN 

Las obras de Jesús fueron evidencia de que realmente él era el Mesías. Pero él no vino sencillamente para 
hablar de una esperanza futura. Él mostró que el reino de Dios -lleno de amor y compasión, libre de 
3 y sufrimiento- podía llegar a ser una realidad, ahora, para cada creyente. 



Delfino Jarquín L. 



http://docs. google. com/Doc?id=dkc3vcv 30dchtfhj9